El ámbito de aplicación es en los conflictos entre particulares que no implican alteración del orden público

  • Conflictos entre propietarios e inquilinos: subarriendos, impagos de la renta, finalización de la prórroga, obras sin permiso, falta de mantenimiento, daños a la propiedad ...
  • Conflictos entre la comunidad de vecinos y los propietarios: pago de cuotas, derramas, obras, daños en zonas comunes, ocupación de zonas asignadas de aparcamiento. eliminación de la portería, contratación de proveedores, elección de administradores ...